HISTORIAS DE ÉXITO

Home / Historias de éxito / Alegría con sazón – La historia de doña Julia.
julio 12, 2017
Alegría con sazón – La historia de doña Julia.

La historia de doña Julia quien a punta de alegría y sazón saca adelante su negocio propio.

Alegría. Eso es lo que transmite doña Julia. “Soy una persona muy alegre, la gente no se puede quejar, sonrío todo el día”, se describe a sí misma.

Nacida en Tumaco, doña Julia llegó a Cali desde que tenía 10 años, por lo que considera que está “nacionalizada en Cali”. Doña Julia recibió una oportunidad que no dudó en rechazar: administrar la cafetería de la Fundación Carvajal. “Yo soy una persona muy decidida y dije vamos a para allá”, cuenta sobre ese momento.

Encontró un negocio con dificultades. Sin embargo, no desistió y a punta de alegría y de su sazón empezó a darse a conocer a través de almuerzos y delicias de la gastronomía local. Se le presentó la oportunidad de participar en el curso de formación Gerencia para Pequeñas Empresas, brindado por el proyecto Empleos para construir futuro del Gobierno de Canadá, Cuso International y la Fundación Carvajal. “Me convencieron y me fui a estudiar emprendimiento empresarial”, cuenta.

Doña Julia reconoce que inicialmente el curso le resultaba algo difícil: “no es que sea muy buena para la contabilidad, un poquito malita, poco a poco fui entendiendo”, relata doña Julia y confiesa que a través de Whatsapp le pedía ayuda a su hija para lograr realizar las actividades del curso. También recibió la ayuda de los profesores, “el profesor me daba mucho apoyo, me ayudaba, me decía venga yo le explico. Entonces eran muchas cosas que uno aprendió”.

Dentro de los temas que aprendió, Doña Julia destaca que ya sabe manejar su negocio, así como seleccionar y coordinar a las personas con quien trabaja, llevar las cuentas y los sueldos de forma ordenada, relacionarse con proveedores e incluso a definir su propio sueldo. Con orgullo cuenta que con el negocio y el curso no sólo se ha beneficiado ella y su familia, puesto que ha podido generar empleos que a su vez benefician a otras familias. “En esto también estoy generando empleo a las otras personas, entonces no solo me beneficio yo, sino se benefician las otras personas que están conmigo, que trabajan conmigo”.

Doña Julia reconoce y agradece el apoyo brindado por el proyecto y por el personal de la Fundación Carvajal: “la gente de aquí me daba ánimos, todos me animaban, todos me decían ‘hágale doña Julia’. Tuve ese apoyo y ese ánimo que la gente me daba, uno a veces necesita como que un empujoncito. Ellos me daban ánimo. El día que me gradué, más se alegraban ellos que yo”.

Doña Julia sueña en grande. Siempre tuvo claro que “el día que yo tenga un negocio de comida va a ser mío, no para otra persona. Y mis deseos se me cumplieron”. Y sigue soñando. Se ve dentro de unos años con más sucursales, generando empleo y deleitando paladares con sus recetas. “Yo aquí donde estoy, para adelante. Cuando me vean es con otra sucursal vendiendo almuerzos de alta, porque yo digo que mis almuerzos no son corrientazos normales son corrientazos de cachetura. Entonces yo digo, ‘qué pena con usted pero usted acá no se va a comer lo mismo que en otro sitio, no no, mis almuerzos son corrientazos de caché, bien rico, baratos y económicos’.

Con seguridad, doña Julia seguirá transmitiendo alegría con su sazón.

 

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
post

Post más populares

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN CUSO INTERNATIONAL EN COLOMBIA

Leave this field blank

Build your own WordPress form with Happyforms