HISTORIAS DE ÉXITO

Home / Historias de éxito / ¿Cómo un oficio de tradición familiar puede alcanzar el éxito empresarial?
septiembre 29, 2019
¿Cómo un oficio de tradición familiar puede alcanzar el éxito empresarial?

“Necesitaba que alguien me pusiera los pies sobre la tierra y eso fue lo que hizo Javier con el manejo que le estaba dando a mi negocio”. Así se refiere Tatiana Delgado, dueña de una fábrica de confección de zapatos, a la asesoría empresarial que recibió de Javier Restrepo, voluntario de Cuso International para la Cámara de Comercio de Cali.

Hace un año Tatiana se dio cuenta que tenía que realizar un cambio radical en la administración de su microempresa Keidels Sport, similar al giro que le dio a su vida 10 años atrás con el nacimiento de su hija.

El paso a la maternidad motivó a la joven a dejar en el pasado el rebusque cotidiano, para fijarse la meta de emprender.

“Yo vivía con mi papá. Él y mi familia siempre se han dedicado a la confección de zapatos, pero yo me dedicaba a la venta de minutos de celular en la casa. Aunque mi pareja trabajaba en cerrajería, a veces le entraba plata, pero otras veces ni siquiera alcanzaba para comprar los pañales”.

Ante las nuevas obligaciones económicas asociadas con su rol de mamá, Tatiana le pidió a su papá que le prestara una máquina de confección de calzado, que le generaron 100 pares de zapatos a la semana, los cuales vendía a las redes de amigos y conocidos de su familia en Popayán.

Al poco tiempo de emprender, Tatiana le dijo a su esposo, Edward Ocampo, que se uniera con ella en el negocio. Con el transcurso de los años, erigieron de la nada a una fábrica con siete máquinas y 20 trabajadores/as que confeccionaban entre 500 a 700 pares de zapatos, distribuidos en locales comerciales en Cali, Palmira y Armenia.

Sin duda, la fábrica había crecido en los últimos años y les generaba ingresos para vivir, pero esta pareja no estaba segura si el negocio podía “calzar” sus expectativas de rentabilidad.

Yo no sabía si la empresa podía darme lo que esperaba. Yo estudié el bachillerato y comencé la confección de zapatos haciendo todo empíricamente. Sabía cómo producir el producto, porque era a lo que se había dedicaba mi familia durante mucho tiempo, pero no tenía conocimientos en finanzas”, agrega Tatiana.

Un amigo le recomendó recurrir a los programas empresariales de la Cámara de Comercio de Cali, donde Javier la impulsó a tomar la decisión de darle un nuevo rumbo a su negocio al incorporar herramientas financieras y de contabilidad antes desconocidas.

La verdad es que era un mal manejo del negocio de mi parte. De la mano de Javier, aprendí a comprender que tenía un gran negocio entre manos y lo que me hacía falta era determinar el punto de equilibrio para lograr una buena rentabilidad. Ya soy consciente de lo que debo gastar y lo que no. También, de que siempre debo dejar un colchón para contar con los trabajadores/as que requiere la confección”, dijo la microempresaria.

Con los conocimientos adquiridos en administración de empresas, Tatiana se trazó el propósito de lograr una relación contractual asalariada, incluyendo prestaciones sociales, con sus trabajadores/as. Y, de este modo, transformar a Keidels Sport de una fábrica de zapatos a una cadena con sus propios almacenes de calzado.

Mira este video con la historia sobre la contribución de Javier Restrepo a más de 200 microempresas como la de Tatiana:

 

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
post

Post más populares

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN CUSO INTERNATIONAL EN COLOMBIA

Leave this field blank

Build your own WordPress form with Happyforms